FESTI FLAMA VOL 1

Foto: Agus Galiano

Así como las flamas arden y crecen en cuestión de segundos arrasando con todo lo que tienen a su alrededor, la música independiente parece imitar el proceso químico. No hay obstáculo que logre frenar el resurgimiento de nuestro rock, de nuestra cultura, de nuestro derecho como generación a escribir la historia. A que nadie nos imponga lo preestablecido.

Con las radios y los medios mainstream contaminados por la música de plástico prefabricada, la única alternativa fue salir a las calles a dar batalla. Con tu banda, con tu medio, con tu festival. Con la bandera de la autogestión y el trabajo en equipo, pero sobre todas las cosas, con la música como prioridad ante el negocio y los intereses comerciales.

El FestiFlama se presenta como uno de esos plan b en Buenos Aires, una opción para que el fin de semana no caigas en los lugares equivocados donde la música es sólo un decorado. Creado y producido por las hermanas Micaela y Silvina Lizarraga, el evento llevó a cabo su primera edición hace algunos días en Bar En Vivo (Av. Niceto Verga 5702, CABA) con un line-up bien flama: Rey Mapache, Seres Dinámicos, Galácticas Mareas, Satélites, Fríos, Delfines Entrenados Para Matar y El Río.

La noche arrancó temprano, subiendo la poco atractiva escalera que conduce al primer piso, que le aporta ese aire de suburbio y trasnoche al bar. Entre amigos y cervezas comenzó Rey Mapache, una banda de angosturenses radicados en La Plata y Capital, que se encuentra produciendo lo que será su primer disco, con fecha de lanzamiento para principios de 2018.

Le siguieron Seres Dinámicos -otra de las novedades del indie de la zona sur de Buenos Aires- presentando In Cubes, su EP debut que acaban de publicar en las redes. Ahora el turno era de Galácticas Mareas, los flamantes ganadores de la Bienal Arte Joven, que irrumpieron en el escenario con su pop de sintetizadores, haciendo bailar a toda la pista. Las horas pasaban y la música no paraba, la brecha entre banda y banda no era mayor a los 20 minutos. Los encargados de continuar el show fueron los Satélites, que con sus guitarras protagonistas y sus looks con aires a The Killers, brindaron una de las mejores presentaciones de la noche.

Pasada la una de la mañana el alcohol ya jugaba un rol importante y el público estaba enardecido. Fríos conectó sus instrumentos y se subió al escenario para mostrar sus canciones. Con Theo Raffe al frente, desplegaron el sonido más brit de la noche y se ganaron a un par de alemanes como fanáticos.

Dicen que lo mejor siempre llega al final. Delfines Entrenados Para Matar, la última revelación platense, irrumpió con sus sacos celestes y su sonido híbrido de surf-rock y post-punk. Presentaron las canciones de Cafeína, su primer EP, con el que se encuentran girando por la provincia. Promediando las tres de la mañana, El Río tomó el control para darle cierre a la primera edición del FestiFlama. La banda oriunda de Santa Fe supo satisfacer con su sonido pop a los insaciables que se quedaron hasta el final.

El FestiFlama ya tiene segunda edición confirmada: será el próximo domingo 19 de noviembre en Beatflow (Av Córdoba 5509, CABA). El line-up será develado próximamente.

Por Maria Emilia Hernández